Novedades en la última versión de Google Chrome OS

Publicado el May 31, 2012 en Herramientas | Sin comentarios

Samsung ha presentado dos nuevos equipos con el sistema operativo Chrome OS. Se trata de un portátil, que sigue la estela del Samsung Series 5 Chromebook del año pasado, y lo que es más novedoso, un equipo de sobremesa llamado Samsung ChromeBox (muy al estilo Mac Mini). Con la salida de estos equipos, Google ha anunciado cambios dentro de su sistema operativo en un intento de revertir una situación que hasta el momento se puede catalogar como fracaso.

Para aquellos que todavía no han oído hablar de Chrome OS, se trata de un sistema operativo de Google que toma como base a su navegador Chrome para construir un sistema ligero y rápido. El sistema Chrome OS funciona casi de manera exclusiva conectado a la red, y su uso desconectado de Internet es bastante deficiente. Esto limita de una manera radical las posibilidad que ofrece el sistema, y más teniendo en cuenta que vivimos en un país en el que la cobertura de datos todavía no es tan extensa.

Como habíamos dicho, el sistema se basaba por entero en la interfaz del navegador Chrome. Básicamente es como navegar a través de Google Chrome con algunos añadidos para configurar el sistema y acceder a los archivos y a las tareas abiertas. Aunque la plataforma de aplicaciones de la tienda de Chrome y las opciones que ofrece la nube han mejorado bastante en estos últimos meses, todavía están muy lejos de las posibilidades que ofrece Windows o un sistema móvil como Android. La idea que estaba tras este diseño era escapar de la interfaz de escritorio y ofrecer una experiencia nueva y completa de uso a través de la red. No obstante, el nuevo diseño de Chrome OS rompe con su idea inicial e incorpora una interfaz de escritorio similar a la que encontramos en Windows, con la posibilidad de utilizar varias ventanas al mismo tiempo.

Las explicaciones de los responsables de Google a este respecto son claras: los usuarios no se acostumbraron al cambio de interfaz y la multitarea se volvía mucho más pesada que en el caso de contar con un escritorio. La pregunta real es por qué utilizar el escritorio de Chrome OS teniendo la posibilidad de utilizar Windows, que además ofrece una cantidad de aplicaciones mucho mayor que la del sistema de Google. A ello puede responder Google esgrimiendo la rapidez de inicio de Chrome OS (apenas unos segundos), su poco consumo de recursos, o la salida del disco duro en red Google Drive y su integración con las diversas aplicaciones del sistema con la mejora que se produce en la experiencia de uso.

Quizás no parecen argumentos con el suficiente peso como para cambiar la situación de Chrome OS en el mercado. O mucho evoluciona de Chrome y su ecosistema de aplicaciones, o Google terminará por abandonar este sistema. ¿Tú que crees? ¿Optarías por uno de estos equipos?

[Fuente: Tu Experto IT]

Deja tu Comentario